Esta es una prueba

¿En qué debo Especializarme?

Habitualmente esta es una decisión difícil, que nos toca tomar cuando terminamos una carrera o cuando por las exigencias laborales que tenemos, sentimos la necesidad de fortalecer nuestros conocimientos y habilidades en esos temas.

En la vida de un profesional, hay dos aspectos a tener en cuenta: la formación profesional y la formación laboral, la primera es la que se recibe en una Universidad o escuela técnica, que habitualmente es una carreta universitaria o técnica y la segunda, es la que desarrollamos en el propio trabajo. Ambas son importantes pero cada uno tiene su tiempo.

Después de concluir una carrera universitaria el objeto debe ser aplicar esos conocimientos en la práctica, para adquirir las destrezas que nos permitan ser competentes en lo que hacemos;  habitualmente no basta con la formación profesional, el ejercicio laboral u profesional, requiere adaptarse continuamente a las necesidades de una organización, el sector donde opera  y es allí, cuando se requiere  especializarse en un determinado campo de actividad, no antes ni después.

Por ejemplo, un ingeniero mecánico que ingresa al área mecánica de producción donde logra a través de los años, desarrollar una experiencia importante hasta ocupar un puesto gerencial y que por la propia gestión de la empresa, se ve involucrado en labores logísticas, no le bastará ser ingeniero mecánico para desempeñarse con eficiencia en una función logística, será necesario adquirir conocimientos sobre aprovisionamiento, Comoras corporativas, gestión de inventarios, dirección de almacenes, distribución y transporte, cadena de suministros, etc. para tener un mejor desempeño en la función logística.

Los cursos de especialización tienen la ventaja de ser formaciones cortas, son más eficaces cuando las personas están ejerciendo la actividad, facilita la transferencia de conocimientos, ya que con una formación corta, orientada a la práctica, y guiado  de la mano de un experto en el tema, inmediatamente puede poner en práctica lo aprendido con resultados de alto impacto para las organizaciones; sin embargo, a veces, las personas mismas truncar su carrera por no elegir la especialización adecuada.   

Hoy en día existen muchas ofertas académicas, tanto de Universidades, centros tecnológicos, como de empresas de capacitación especializadas en diversos  temas que cuentan con Especialistas en estos temas; sin embargo, a la hora de elegir, es importante tener en cuenta varios aspectos:

  • La calidad de los contenidos; el contenido debe responder a un formato estructurado que responda en tiempo y forma, por ejemplo, aprender contabilidad en 8 horas sería irresponsable, usualmente el tiempo será mayor.
  • La calidad del formador; El Especialista debe ser un profesional que haya vivenciado el tema, por lo menos unos 10 años. Lo cual es un indicador de que cuenta con las destrezas no sólo técnicas; sino también formativas para guiar al alumno., sobretodo, si son adultos o empresarios. Adicionalmente es importante también averiguar si tiene otras habilidades complementarias, emprendedor, Consultor, directivo, coach, etc. porque esto es un plus que va en beneficio directo del alumno.
  • La certificación que ofrece: Este es un requisito si estás buscando aumentar tu CV. Sin embargo, debemos priorizar ante todo en la calidad de la formación.

El precio; En formación, no es recomendable guiarse únicamente por el precio; sino fundamentalmente por la pertinencia del curso a tu momento actual. En todo caso, siempre debe haber un equilibro entre calidad y precio, cuando se escoja  qué curso de especialización seguir y donde. En este punto,  las referencias de clientes, y de otros participantes es muy buena para poder guiarse en la elección de un curso de especialización.

 Por Alcides Zenteno

Coach directivo y formador de Líderes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SHARE YOUR CART